Arraigo Familiar

Hoy en día, los extranjeros que puedan demostrar vínculos con ciudadanos españoles tienen una ruta más accesible para obtener la residencia legal en España. Anteriormente, solo se contemplaba el arraigo familiar por tener un hijo español, pero tras la reciente reforma del reglamento, se han introducido nuevos casos, como el matrimonio. Este artículo detalla todo lo esencial sobre la residencia por arraigo, destacando las innovaciones y beneficios surgidos tras la reforma normativa.

¿Qué implica la Residencia por Arraigo Familiar?

La residencia por arraigo familiar es una autorización especial que permite a ciudadanos no comunitarios vivir y trabajar en España durante 5 años (anteriormente, este periodo era de 1 año). Este beneficio se extiende a extranjeros que pueden demostrar vínculos con ciudadanos españoles.

El permiso de residencia ya no se limita exclusivamente a hijos o padres de españoles; en la actualidad, abarca nuevos casos, ampliando las posibilidades para un grupo más diverso de extranjeros. No obstante, en situaciones donde se solicite el arraigo como hijo de padre o madre originalmente españoles, la autorización será inicialmente de 1 año, pudiendo prorrogarse o modificarse a un permiso de residencia y trabajo.

El proceso de solicitud es relativamente sencillo en términos de requisitos. Añadiendo a su atractivo, este permiso debe obtenerse mientras el extranjero se encuentra en situación irregular, eliminando la necesidad de solicitar un visado para entrar a España.

Además de su prolongada validez de 5 años, otra ventaja significativa es que permite trabajar tanto por cuenta ajena (empleándose en una empresa) como por cuenta propia (registrándose como autónomo y ofreciendo servicios como profesional independiente).

En el marco normativo español, el arraigo familiar, junto con otras formas de arraigo social, laboral y para la formación, se rige por el Artículo 123 (con especificaciones en el 124) del reglamento general de extranjería.

Existen varias vías para obtener esta autorización, pero comparten un requisito común: ser familiar de un ciudadano español o comunitario para solicitar el arraigo familiar.

Estrategias para Obtener el Arraigo Familiar: Diversidad de Casos

Desde la reciente revisión del reglamento de extranjería, se ha ampliado el alcance del régimen general para incluir a más familiares que anteriormente estaban bajo la jurisdicción comunitaria.

En otras palabras, situaciones en las que los familiares de un español antes debían tramitar una tarjeta comunitaria para residir en España, ahora pueden recurrir al arraigo familiar. Esta modificación permite que un número significativamente mayor de extranjeros se beneficien del arraigo familiar, presentando ventajas considerables en comparación con la solicitud de una tarjeta comunitaria.

A continuación, se detalla el elenco completo de extranjeros que pueden solicitar esta autorización de residencia, subrayando que todos comparten un requisito común: un vínculo con un ciudadano español.

Arraigo Familiar por Descendencia Española

La primera vía para obtener el arraigo familiar es ser padre de un hijo español menor de edad.

¿Es imprescindible la convivencia con el menor? No necesariamente, ya que existen dos situaciones distintas.

En primer lugar, se contempla el caso en el que el padre o la madre convive con el niño de nacionalidad española.

Además, también se puede solicitar este tipo de arraigo aunque no se conviva con el menor, siempre y cuando se cumplan las obligaciones paternofiliales, como el pago de la pensión alimenticia y el seguimiento del régimen de visitas.

Arraigo Familiar por Descendencia Comunitaria

Por otro lado, si eres extranjero pero tu hijo posee la nacionalidad italiana, alemana, francesa o de cualquier país de la Unión Europea, también podrías optar por el arraigo familiar.

No obstante, en este caso, se distinguen dos situaciones particulares:

  1. Si cuentas con recursos económicos suficientes, en lugar de solicitar el arraigo, podrías optar por la tarjeta comunitaria, válida por 5 años.
  2. Si no dispones de medios económicos suficientes y tampoco convives con tu hijo o hija, entonces deberás recurrir al arraigo familiar.

Arraigo Familiar por Ser Hijo de Español de Origen

En este escenario, se contempla la situación en la que eres hijo de un ciudadano español de origen, es decir, cuentas con uno de tus progenitores originariamente español. Para obtener el arraigo familiar, simplemente deberás presentar tu partida de nacimiento para evidenciar el vínculo familiar, junto con la partida de nacimiento de tu padre o madre para verificar su condición de españoles de origen. La edad en el momento de la solicitud resulta irrelevante, ya que el único requisito es demostrar el vínculo familiar.

Arraigo Familiar por Matrimonio y Pareja de Hecho Acreditada

Este supuesto incorpora una de las novedades introducidas en la residencia por arraigo familiar en lugar de la tarjeta comunitaria. Tanto el cónyuge (persona unida en matrimonio) como la pareja de hecho acreditada del ciudadano español pueden solicitar esta autorización. Es esencial entender el término “pareja acreditada”, que es novedoso en el reglamento y ha generado cierta confusión. En este contexto, se refiere exclusivamente a las parejas registradas, mientras que las parejas estables no registradas seguirán optando por la tarjeta comunitaria.

Ascendientes del Español o de su Pareja

Los padres del ciudadano español y los padres del cónyuge o pareja acreditada también tienen la posibilidad de solicitar esta autorización. En este caso, la edad desempeña un papel crucial, ya que, si estos ascendientes son menores de 65 años, será necesario que vivan a cargo del español y dependan económicamente de él o ella.

Hijos o Descendientes

Por otro lado, los hijos menores de 21 años tanto del español como de su pareja también entran en los supuestos de la residencia por arraigo. En caso de que superen los 21 años, será necesario demostrar que viven a cargo del español.

En este apartado, se abordan dos casos poco comunes pero completamente innovadores en la normativa del arraigo.

En primer lugar, el tutor de un menor de nacionalidad española, que no es el progenitor del menor, sino su representante legal, y también una persona que brinda apoyo a un ciudadano español con discapacidad, pueden solicitar el arraigo familiar, incluso si no tienen un vínculo de parentesco por sangre. En el primer caso, el tutor también debe cumplir con las obligaciones paternofiliales del menor, y en el segundo, la persona que presta apoyo debe convivir con el español.

Requisitos para el Arraigo Familiar

Además de encajar en alguno de los supuestos anteriores, debes cumplir una serie de requisitos para solicitar esta autorización de residencia por circunstancias excepcionales, ahora más simples que en el pasado:

  1. Carecer de antecedentes penales y policiales en España y cualquier otro país donde hayas residido en los últimos 5 años.
  2. No ser ciudadano comunitario.
  3. No tener prohibida la entrada a España ni estar dentro de un período de expulsión.
  4. Estar en España, aunque sea en situación irregular, ya que no puedes solicitar desde tu país de origen.
  5. Demostrar el vínculo de parentesco con el ciudadano español.

A diferencia del arraigo social o laboral, en este caso no es necesario demostrar un tiempo previo de residencia en España. Puedes solicitar esta autorización después de haber estado simplemente 1 o 2 semanas en el país. Otra ventaja es que NO requiere medios económicos, a diferencia de la solicitud a través de la tarjeta comunitaria. No es necesario presentar un contrato de trabajo ni demostrar la posesión de fondos económicos suficientes en tu cuenta bancaria.

Documentación Requerida para la Solicitud

Dado que se trata de un proceso sencillo, la documentación necesaria para tu solicitud es bastante clara. Aquí te detallamos los documentos que deberás presentar:

  1. Modelo de solicitud EX-10.
  2. Certificado de antecedentes penales del país de origen.
  3. Pasaporte completo (junto con una copia), que debe estar válido y en vigor.
  4. Certificado de nacimiento de tu hijo español o comunitario (en caso de optar por esa vía).
  5. Partida de nacimiento en caso de ser hijo de padre o madre originariamente español para demostrar el vínculo de parentesco.
  6. Documentación que demuestre el registro de la unión en caso de realizar el arraigo por matrimonio o pareja de hecho.
  7. Partida de nacimiento del padre o madre (quien fuera español de origen).
  8. Documento de tutela del menor en caso de ser su representante legal.
  9. Partida de nacimiento del descendiente en caso de solicitar el arraigo como padre o madre de un español.
  10. Documentación acreditativa de la discapacidad del ciudadano español, o de la necesidad de medidas de apoyo para el ejercicio de su capacidad jurídica, además del DNI del ciudadano español.
  11. Empadronamiento conjunto con el ciudadano no comunitario.

Es importante recordar que cualquier documento extranjero debe estar traducido al español y legalizado/apostillado, especialmente las partidas de nacimiento.

¿Dónde y Cómo Solicitar el Arraigo Familiar?

Es crucial tener en cuenta que el proceso debe iniciarse desde España y no desde el extranjero. Por lo tanto, el solicitante debe haber viajado al territorio español antes de presentar su expediente.

Una vez que tengas toda la documentación lista, debes prepararla y enviarla a la Oficina de Extranjería correspondiente a tu lugar de residencia habitual. Actualmente, este procedimiento se realiza completamente en línea o de forma telemática.

Esta modalidad ofrece ventajas significativas, ya que agiliza el proceso y permite obtener la resolución en un tiempo más corto. Puedes presentar tu solicitud en línea utilizando tu certificado digital a través de la plataforma Mercurio.

El tiempo exacto de resolución variará según la carga de expedientes de la oficina de extranjería, pero en general, suele ser un proceso rápido que puede resultar en una resolución en pocas semanas.

Desde el punto de vista legal, la administración tiene un plazo de 3 meses para emitir una resolución. Si no recibes respuesta después de este tiempo, tu expediente se considerará denegado por silencio administrativo negativo.

Una vez que obtengas una resolución favorable, deberás solicitar tu tarjeta física (TIE) llevando tu pasaporte, la resolución positiva, el formulario EX-17, el pago de la tasa 790-012 y 3 fotografías de carné a la oficina de extranjería

¿Qué hacer en caso de denegación de la solicitud de arraigo familiar?

Es poco común que rechacen tu solicitud, ya que, si sigues detenidamente este artículo y te aseguras de cumplir con todos los requisitos, no deberías encontrar problemas. Sin embargo, puede ocurrir que la solicitud sea rechazada por algún motivo.

En ese escenario, tendrás dos opciones disponibles:

  1. Realizar un recurso de reposición a través de la vía administrativa.
  2. Recurrir directamente a la vía judicial presentando un recurso contencioso-administrativo.

Iniciar el proceso de recurso, ya sea administrativo o judicial, puede resultar tedioso y complejo. La elección entre ambas opciones dependerá de tu situación particular, aunque en muchas ocasiones podría ser recomendable consultar con nuestros abogados para evaluar tu caso. Analizaremos si es necesario emprender un recurso (y qué tipo), o si es más aconsejable explorar otras alternativas para lograr la residencia en España sin perder tiempo ni dinero.

Renovación del Arraigo Familiar

Al finalizar el periodo de vigencia de la tarjeta de arraigo familiar, que puede ser de 5 o 1 año según el caso, llega el momento de la renovación.

  • En el caso de una tarjeta de 5 años, puedes solicitar una tarjeta de larga duración sin complicaciones.
  • Si obtuviste una tarjeta de 1 año al solicitar el arraigo como hijo de padre o madre originariamente españoles, no podrás renovar directamente. En cambio, realizarás una modificación a un permiso de residencia regular.

Esta modificación conlleva requisitos estrictos, especialmente en el ámbito laboral, lo que puede generar dificultades en muchos casos. Tendrás tres opciones para la modificación:

  1. Residencia no lucrativa: Si dispones de medios económicos suficientes y no tienes intenciones de trabajar.
  2. Permiso de trabajo por cuenta propia: Si has estado trabajando como profesional independiente.
  3. Permiso de trabajo por cuenta ajena: Si puedes demostrar un periodo mínimo de trabajo en el país.

Si no cumples con los requisitos para estas opciones, existe la posibilidad de realizar una prórroga del propio arraigo familiar, equivalente a una segunda solicitud.

Preguntas y respuestas mas frecuentes

¿Cuáles son los nuevos supuestos que se han incorporado al régimen general del arraigo familiar tras la reforma del reglamento de extranjería?

La reforma del reglamento ha ampliado los familiares elegibles que antes estaban bajo el régimen comunitario. Ahora, padres de hijos españoles, padres de ciudadanos españoles de origen, cónyuges o parejas de hecho acreditadas, ascendientes del español o su pareja, hijos menores de 21 años, tutores de menores y personas que prestan apoyo a ciudadanos españoles con discapacidad pueden solicitar el arraigo familiar.

¿Qué opciones tiene una persona cuya solicitud de arraigo familiar ha sido denegada?

En caso de denegación, la persona puede optar por realizar un recurso de reposición por vía administrativa o acudir directamente a la vía judicial presentando un recurso contencioso-administrativo. La elección dependerá de la situación particular, y en muchos casos, se recomienda consultar con abogados especializados.

¿Cuál es el proceso de renovación del arraigo familiar y cuáles son las opciones disponibles?

Al finalizar el periodo de vigencia, se puede renovar solicitando una tarjeta de larga duración o realizando una modificación a un permiso de residencia regular, según el caso. Las opciones de modificación incluyen residencia no lucrativa, permiso de trabajo por cuenta propia o por cuenta ajena, con requisitos específicos en cada caso.

Deja un comentario