Diferencia entre Legalizar y Apostillar Documentos

Si te encuentras inmerso en el proceso de solicitud de residencia o nacionalidad en España, es probable que hayas escuchado sobre la necesidad de legalizar los documentos emitidos por tu país de origen. Además, es posible que te hayas topado con el término “Apostilla de La Haya”. Entonces, surge la pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre legalizar y apostillar documentos en los trámites de extranjería?

¿Debo legalizar o apostillar mis documentos?

En la mayoría de los procedimientos de extranjería y nacionalidad, es esencial presentar documentos provenientes del extranjero ante la Oficina de Extranjería o el Ministerio de Justicia en España. Para que dichos documentos sean válidos y reconocidos en España, es necesario someterlos al proceso de legalización o apostilla de La Haya. De lo contrario, el documento no será reconocido ni válido en el país.

Ambos procesos comparten un objetivo común: otorgar validez legal a los documentos extranjeros en España.

Al solicitar una visa o permiso de residencia, debes presentar diversos documentos. Por ejemplo, para trámites como el arraigo social o la reagrupación familiar, se requiere presentar antecedentes penales del país de origen. Estos documentos deben estar legalizados o apostillados para que la Oficina de Extranjería los reconozca y considere en el proceso de residencia o nacionalidad.

¿Qué es la legalización y cómo debo hacerlo?

Si el país emisor del documento no es parte del Convenio de La Haya, la legalización implica dos etapas:

  1. Obtener un sello en el documento del Ministerio de Asuntos Exteriores del país de origen.
  2. Presentar el documento en la Embajada de España en ese país para obtener otro sello.

Una vez obtenidos ambos sellos, el documento estará legalizado y podrá presentarse en España.

Cómo legalizar tus documentos en España

La legalización de documentos implica dotarlos de validez legal en territorio español para su reconocimiento fuera del país de emisión. Debes realizar este proceso cada vez que presentes documentos extranjeros ante cualquier oficina de la Administración Pública en España.

Pero, ¿Cuándo exactamente debes legalizar tus documentos de extranjería? La respuesta es simple: siempre. En cualquier procedimiento de extranjería, debes legalizar los documentos que envíes, a menos que tu país esté dentro del listado de países del Convenio de La Haya. Si presentas documentos de España al consulado español en tu país, no es necesario legalizarlos.

¿Qué documentos se pueden legalizar?

Puedes (y debes) legalizar cualquier documento emitido por la Administración Pública, ya sean copias u originales. En cuanto a la caducidad de las legalizaciones, estas no expiran, siempre que el documento legalizado no tenga una duración limitada.

¿Qué es la Apostilla de la Haya y cuándo apostillar documentos?

Para dar validez legal a los documentos en España, es necesario legalizarlos, pero en muchos casos, la legalización no es necesaria. En su lugar, puedes optar por un procedimiento más sencillo: obtener un sello específico que indique la legalización, conocido como la Apostilla de La Haya.

Este sello simplifica el proceso, y la Convención de La Haya de 1961 facilita la vida administrativa al agilizar el intercambio de documentos entre países.

Si eres de alguno de estos países… no tienes que legalizar, solo apostillar

Los países que forman parte del Convenio de La Haya eliminan la necesidad de legalización, permitiendo únicamente la apostilla de documentos para otorgarles validez legal.

Cómo apostillar tus documentos en España

Si eres de un país incluido en la lista de la Convención de La Haya, puedes apostillar tus documentos de manera presencial u online. Ambas opciones son viables, pero la alternativa en línea, descargando el documento desde la sede electrónica del Ministerio de Justicia en España, es la más conveniente.

Deja un comentario